La Vida en Libros: "El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha" de Miguel de Cervantes.



Contra todo pronóstico, la historia del hidalgo manchego, ante quien su propio autor había llegado a sentirse por momentos "tibio, desmazalado y confuso", triunfó de tal modo que incluso los niños la manoseaban, la leían los mozos, los hombres la entendían y los viejos la celebraban. El propio don Quijote la tuvo en sus manos y pudo decir a otro caballero sin armadura y vestido de verde: "Esta figura que vuestra merced en mí ha visto, por ser tan nueva y tan fuera de las que comúnmente se usan, no me maravillaría yo de que le hubiese maravillado". El exito de esta historia tentó a un tal Avellaneda a darle una continuación errada, que obligó a Cerbantes a apresurar la propia, publicada en 1615, un año antes de su muerte. Don Quijote volvió la lanza a su astillero, el autor envainó su pluma y quedó para siempre "en la proa del barrio de las musas", como diría Gómez de la Serna.

Fuente: https://www.casadellibro.com/


Comentarios